Fallo del Premio Nacional Bustriazo Ortiz para Jóvenes Poetas

En Buenos Aires, a diez días del mes de abril de 2017.
 El jurado, integrado por los poetas Alfredo Fressia (Uruguay), Concha García (España) y Carlos Aldazábal (Argentina), decide por unanimidad otorgar el Premio Nacional Bustriazo Ortiz para Jóvenes Poetas al libro El cielo no termina de quemarse, del seudónimo Constantino, y que responde al poeta Agustín Mazzini, DNI 36.950.700. Así mismo, el jurado decide otorgar menciones a los libros El ciprés de mis penas y Memorias del esperero, firmados con los seudónimos Marianet y Munas Locatevsky, y que corresponden a los poetas Mariano Caelli Serra, DNI 37.171.182, y Theo Rubel, DNI 41.469.388.
En el caso de Memorias del esperero, de Rubel, el jurado señala la importancia de una poesía que se plantea preguntas, que reflexiona, y que desde esa reflexión bucea en la realidad.
De El ciprés de mis penas, de Caelli, el jurado destaca que se trata de un planteo sobrio, que tal vez no busque grandes golpes de originalidad, pero que trabaja en una estética efectiva.
El cielo no termina de quemarse, de Mazzini, propone un riesgo bien llevado que intenta, desde la novedad de las imágenes, construir una voz propia en la que se conjugan saberes y miradas (el cine, la música, la literatura).Voz poética que pone en marcha, desde las citas y la experiencia, una estética en construcción, impetuosa y sensitiva.


Firman: Alfredo Fressia, Concha García y Carlos Aldazábal