El suri porfiado 2016. Presentación de libros

Nuestro libros del 2016, el martes 16 de agosto a las 18:30 en el Centro Cultural de la Cooperación


Poetas de México, Ecuador, Cuba y Colombia, publicados en Argentina por el suri porfiado 


(fuente: http://www.lapoesiaalcanza.com.ar/noticias/2794-poetas-de-mexico-ecuador-cuba-y-colombia-publicados-en-argentina)

Tres poetas mexicanos, una ecuatoriana, un cubano y un colombiano son publicados por primera vez en la Argentina. Estas ediciones son de gran valía para los lectores del país, ya que si bien Buenos Aires se precia de tener una formidable oferta de libros, no es tarea sencilla encontrar poesía de autores de otros países de Latinoamérica, con un puñado de excepciones.

   La publicación se debe a el suri porfiado ediciones, una editorial de poesía independiente en cuyo catálogo se percibe una búsqueda de voces nuevas o jóvenes, que abarcan además todo el territorio argentino, conviviendo con autores con más obra atesorada, locales y de otros países de América Latina.
   Con presentación el 16 de agosto en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, en el centro de Buenos Aires, estos seis libros salen a circulación junto con otros tres de poetas argentinos, Leopoldo Castilla, Rodrigo Galarza y Romina Olivero.
   La editorial, con coordinación del también poeta Carlos Juárez Aldazábal, inició actividades en 2007 y dice en su espacio oficial que tiene “una fuerte impronta de las nuevas voces” con espacio reservado a los “maestros”.
   El suri es el ave conocido como ñandú de Darwin, y que recibe nombres diversos según las zonas andinas de Suramérica en las que habita, entre ellas la del noroeste de Argentina, de donde es oriundo Juárez Aldazábal, nacido en la provincia de Salta.
   Con el suri porfiado (que así se escribe el nombre de la editorial, en minúsculas), en colaboración con El Círculo de Poesía de México, revista electrónica de literatura, Marco Antonio Campos publica “¿Dónde quedó lo que yo anduve?”. Sobre la poesía de este autor nacido en Ciudad de México en 1949, el libro trae una apreciación de Juan Gelman: “Marco Antonio Campos es un poeta de verdad. Es una especie rara en este mundo, pues no es de los que se levantan en la mañana para escribir de ocho a diez. Campos tiene un libro extraordinario que lleva por título ‘Viernes en Jerusalén’ que, quien no lo haya leído, ha contraído una deuda consigo mismo”.
   “Si no ausencia ¿qué nos queda?”, es la obra que publica Erick Pérez Velasco, nacido en Guadalajara, en 1983. En tanto, de Roberto Amézquita, nacido en Ciudad de México en 1985, el suri porfiado y Círculo de Poesía publican “Yámbicos de escarnio y maldecir”.
   Del cubano Idangel Betancourt, quien nació en 1973 en Nuevitas, Camagüey, se publica “Mientras todos trabajan”; de la ecuatoriana Elizabeth Quila, quien nació en Guayaquil, “Oblivion”; y del colombiano Felipe García Quintero, nacido en 1973, “Mirar el aire”.
   Junto a ellos, “Poesón (al universo)”, de Leopoldo Castilla. Es un conjunto de poemas que se publican por primera vez de este autor traducido ya a trece lenguas y que viene recibiendo gran cantidad de reconocimientos, entre ellos el Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora, que otorga el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, de Venezuela.
   De Rodrigo Galarza, nacido en Corrientes –noreste de Argentina- en 1972, aparece “Urubamba”, y de Romina Olivero, oriunda de Bahía Blanca y residente en Neuquén, en el norte de la Patagonia, “Acá es así”.